Santiago de Compostela

Santiago de Compostela

Después de la planeación del viaje es muy importante contar con un calzado y vestuario de alta tecnología para esta travesía. Por ello nos dirigimos a la tienda de Merrell en El Centro Comercial Gran Estación de Bogotá.

En Burgos visitamos la hermosa Catedral con un estilo gótico y luego tuvimos un momento muy emotivo en la travesía al reunirnos con el ciclista de Movistar, Nairo Quintana. Lo saludamos muy efusivamente y él envió mensajes de Reconciliación para Colombia. Pablo Ramos, desmovilizado de las Auc le pidió un saludo para Turbo, Yenny Paola Borda, para los miembros de las Farc que continúan en ese grupo invitándolos a desmovilizarse y Sofonías Agreda, representante de las víctimas celebró la trayectoria del ciclista al grito de Viva Nairo, carajo!!

Nuestro viaje se inicia en la localidad francesa de Saint Jean de Pied de Port. Más de 800 kilómetros nos separan de Santiago de Compostela.

Busca-superar-a-NairoBusca superar a Nairo

En nuestra mochila llevamos a Merrell Chaquetas, ropa térmica, camisetas y pantalones de rápido secado nos hacen sentir más tranquilos para comenzar este camino.

La primera etapa es la más dura. Subir la cadena de Los Pirineos y luego bajar a la localidad de Roncesvalles es una de las pruebas más fuertes. Atravesamos hermosas montañas y cruzamos la frontera con España.

Disfruta-de-los-paisajes-finalesDisfruta de la caminata ecológica

El grupo de peregrinos lo constituyen 7 personas, un exintegrante de los paramilitares, una desmovilizada de la guerrilla, una víctima del conflicto armado, un sicólogo de la Agencia Colombiana para la Reintegración y tres periodistas del diario El Tiempo. Nuestro objetivo de una manera metafórica es observar nuestra convivencia representando al país; todo con miras a la Reconciliación que llega luego de la firma del proceso de paz con las Farc.

En la dura subida y la descolgada hacia Roncesvalles fue muy importante la estabilidad que nos dan las botas Merrell. Además, el material goretex además de ser impermeable, nos mantiene el pie fresco y más descansado al protegernos de los impactos.

Las medias Merrell se adaptaron de tal forma a nuestros cuerpos que caminamos con más comodidad. Estos primeros días son los más duros, vamos atravesando pueblos de la región de Navarra, de La Rioja famosa por sus vinos. Aparecen los primeros dolores en la espalda y las piernas. Vamos adecuándonos al peso del morral.

Toma-un-descansoToma un descanso

Ya en tierras de Castilla y León nos sorprende la neblina de las primeras horas. Salimos a las 7am, aún a oscuras. Sentimos que el frío penetra los huesos, pero nuestras chaquetas Merrell en pluma lo solucionan. El cuerpo va subiendo la temperatura y ejercicio de caminar te acaba de calentar. Dos horas después nos detenemos en una tienda o bar para tomar algo caliente acompañado de un "bocadillo" como se le dice a un pequeño sanduche en esta provincia.

La planicie de Castilla y León está dedicada a la siembra de granos, trigo, cebada etc. Difícil encontrar dónde protegerse del inclemente sol, por lo que hacemos jornadas de 6 o 7 horas. Al mediodía el sol es fuerte y siempre a nuestra espalda.

Luego de recibir la visita de varios colombianos, procedemos a subir el Alto del Perdón en Pamplona y nuestros peregrinos realizan un acto simbólico en medio de una imponente escultura de peregrinos y los molinos de energía eólica. Allí con una fuerte brisa ellos se piden perdón por el mal que pudieron haber causado y hacen un llamado a la reconciliación de Colombia. Fredy González, el sicólogo, realiza una oración y al final los cuatro se funden en un abrazo, con tal emotividad que una que otra lágrima se deja ver entre los asistentes.

Supera-tus-retos2Supera tus retos

En Puente La Reina visitamos el imponente puente románico construido hace cientos de años. Seguimos a Carrión de los Condes donde no podíamos desprendernos de nuestras chaquetas. Allí asistimos a la célebre misa de peregrino donde se pide por nuestro bienestar y las hermanas nos entregan una estrellita en papel para que nos acompañe.

En Astorga nos sorprendimos con la fuerte influencia romana en el pueblo, construcciones, puentes, murallas, incluso una representación de batallas en medio de la plaza central.

De allí subimos duro hasta Foncebadon, un pueblo con historia celta. De nuevo la geografía va cambiando y se aprecian las últimas montañas de este tramo.

El albergue situado en un alto nos permitió disfrutar de un hermoso atardecer.

Cada tarde después de las largas caminatas, la gloria se aparece en forma de sandalias de Merrell que son lo primero que calzan las mujeres peregrinas para darle descanso a los pies.

Aún a oscuras iniciamos nuestra jornada hacia Ponferrada. Inicialmente llegamos a la Cruz de Ferro donde cada uno de nosotros deja una piedra o cinta para simbolizar todo eso que queremos dejar de nosotros y de nuestro país.

Los peregrinos escriben un texto pidiendo por el país. Yenny escribe en una piedra por La Paz de Colombia y Fredy los nombres de sus hijos. Allí hacemos fotos y grabamos para video.

Disfruta-de-la-caminata-ecológicaDisfruta de los paisajes finales

Los últimos 8 kilómetros de la subida a OCebreiro son los más duros y a su vez hermosos. Es la llegada a Galicia, es sentir la montaña y la cercanía del mar. Cebreiro es una hermosa construcción en piedra. Se siente la música celta y la comida es abundante y medieval. Allí nos encontramos colombianos que hacen el Camino en bicicleta y cuatro hermanas caleñas con sus esposos.

Durante la misa el sacerdote nos hizo un homenaje y nos permitió ver algunas de las reliquias que poseen en esa capilla.

Cuando en algunos sitios como Ponferrada recibíamos un poco de lluvia, pero comprobamos la buena calidad de nuestros trajes deportivos. Sencillamente el agua escurría y no nos mojaba. Esto fue una salvación pues no me imagino caminar con la ropa mojada.

En la hermosa ciudad de León aprovechamos para visitar la catedral y el Parador de San Marcos, allí nuestros peregrinos nos contaron cómo había sido el viaje, que ideas tenían para poder reconciliarnos los colombianos. Este es uno de los lugares más maravillosos del Camino a Santiago de Compostela, la majestuosidad de su fachada, los corredores internos. La escultura de enfrente, el cruce del Camino del Salvador.

En el albergue nos recibieron en audiencia las monjitas benedictinas y hablamos sobre Colombia, sus problemas y cosas maravillosas, la belleza de su gente y el deseo de salir adelante.

Un hospitalero revisó a Yenny y Pablo, quienes venían con problemas musculares.

Hicimos un alto en el camino para atender una invitación del Club Atlético de Madrid, visitar su sede y reunirnos con nuestro compatriota Jackson Martínez. Nos sentimos como en casa. Es un hombre bueno, noble, humilde y luchador como la mayoría de los colombianos. Intercambiamos ideas sobre Colombia. Le deseamos mucha suerte y el deseo de que triunfe en este nuevo club.

Comparte-con-otrosComparte con otros

En Pedrouzo se nos unió un equipo periodístico del diario El País de España, el más importante de habla hispana.

Yenny, Pablo y Sofonias se alegraron con la belleza de los paisajes. Los bosques de Galicia son hermosos, en cualquier momento puede aparecer un gnomo o una bruja, dicen allí. Son bosques antiguos, húmedos y el sol crea verdaderos rayos que lo penetran. Es una jornada de 20 kilómetros para disfrutar. Atrás quedan los dolores, las tristezas.

Llegamos a la Plaza de Obradoiro en horas de la tarde. Desde el centro miramos al cielo para contemplar la majestuosidad de la Catedral de Santiago de Compostela; actualmente tiene cubierta dos torres que se encuentran en restauración. La felicidad nos invadía.

Como dijo alguien: es la alegría de estar aquí , pero la tristeza de haber llegado.

Recorrimos los cuatro costados y nos dirigimos al interior.

La catedral tiene en mantenimiento el frente y su célebre Pórtico de la Gloria. Recorrimos en silencio la Puerta del Perdón, los restos del Santo, abrazamos su imagen, visitamos las laterales y escuchamos el órgano.

Asistimos a la misa y el vuelo del Botafumeiro. Impresionante. La gente usa lo que tenga a la mano: cámaras de fotografía, celulares, iPad , cámaras de vídeo para congelar este momento.

Todo el grupo cruzó miradas de felicidad.

Finisterre significa el fin del mundo, hasta aquí llegaban los viajeros en la antigüedad y además de observar la puesta de sol, pensaban en los dioses y monstruos que vivían en el horizonte. Esta tierra tiene mucha influencia de la cultura Celta.

En el acantilado del faro hacemos una sencilla ceremonia con el fuego y dejar atrás todo lo malo que vivimos en nuestro país. Pedimos por la claridad de nuestros dirigentes, por quienes siguen en el monte, por los buenos, por los malos, por todos.

Cada uno se fue a una roca para meditar en su camino, en su vida.

Una-invitación-para-los-colombianosUna invitación para los colombianos

Comprendimos que este Camino éramos nosotros mismos, era nuestro país representado en siete caminantes, con sus alegrías, sus tristezas, aceptando las diferencias y con un mismo fin: encontrar la Reconciliación de los colombianos.

comments powered by Disqus